Tramiento de Adicciones
Preguntas frecuentes

Con frecuencia pasa mucho tiempo desde que sospechamos que un amigo o familiar cercano ha desarrollado una adicción, hasta que nos decidimos a hacer algo para ayudarle. Y este es uno de los principales problemas ya que, en todo ese tiempo, la persona ha podido llegar a lastimarse profundamente.

Ya sea gastando importantes cantidades de dinero, ya sea dañándose física y psicológicamente por el consumo de una sustancia psicoactiva, o bien empeorando su rendimiento escolar o laboral.

De modo que actuar con rapidez es primordial. Existen algunos síntomas que pueden alertarnos de que una persona esté desarrollando una adicción:

Síntomas relacionados con las adicciones

Muestran malestar general, temblor en las manos, ejecutan mal las actividades, se sienten aislados y observados, necesitan descansos más prolongados, presentan alteraciones orgánicas y psicológicas, sufren accidentes, cometen actos ilícitos, se aíslan, se distraen o muestran poco interés por sus actividades.

Están ansiosos, agresivos. Muestran ojos enrojecidos, nariz congestionada, moretones. Cambios bruscos en el estado de ánimo (alegría – depresión). Lenta reacción ante los peligros. Piden dinero constantemente, cambian de amigos, se alteran sus hábitos de comida y sueño, tratan de ocultar sus acciones o posesiones. Se alejan de la familia o de sus pasatiempos favoritos.

Tampoco se trata de dramatizar o vivir con miedo. Tal vez alguno de los síntomas citados, pueda aparecer sin que necesariamente la persona esté consumiendo drogas. No obstante, cuando aparecen a la vez varios de estos síntomas, sí que podemos barajar la posibilidad de una adicción.

Recomendaciones si se identifica una adicción

1. En primer lugar, es muy aconsejable afrontar los hechos y hablar directa y claramente con la persona. Lo más frecuente es que niegue tener un problema. Tengamos en cuenta que una adicción es algo socialmente censurado, y es normal que la persona no quiera admitirlo.

2. No culpar, ni reprochar. Esto es importantísimo. La persona que padece una adicción tiene su autoestima enormemente dañada. Culparle sólo le hará perder aún más confianza en sí mismo. Y esa autoconfianza, esa autoestima, le será necesaria para realizar el tratamiento y recuperarse.

3. No buscar la causa. Normalmente, las causas profundas del desarrollo de una adicción, se encuentran en las fases finales del tratamiento. Ahora no es momento de buscar qué le llevó a la persona al lugar en donde se encuentra. Es momento de buscar una solución eficaz.

clinica de desintoxicacion logroño

4. Lamentarse, auto-culpabilizarnos como padres, hermanos o amigos. Pensar que lo hemos hecho mal y que tenemos parte de culpa del problema de la persona, tampoco es recomendable en este momento. Seamos cercanos, afectivos, comprensivos, pero no gastemos nuestra energía en esto por ahora. Vamos a necesitarla para ayudarle.

¿Qué puedo hacer si no quiere iniciar el tratamiento?

Es fundamental actuar de un modo claro y eficaz. La adicción suele llevar a las personas que la padecen a mentir, manipular, y hacer todo lo posible para evitar iniciar un tratamiento. Pensemos que eso significa para ellos abandonar la sustancia adictiva o el hábito adictivo. Sólo esa posibilidad les aterroriza, porque suponen que lo van a pasar muy mal en el proceso.

Entendamos que es “normal” que traten de manipularnos, pero que nosotros no debemos dejarnos manipular. Sino dar los pasos correctos. Contactar con los profesionales que nos indicarán formas eficaces de actuar, y no ceder en nuestra decisión.

La respuesta es sí, pero es importante que sepamos que no es una tarea fácil. Se requieren algunos elementos:

1. Saber que la adicción es un problema crónico. Esto no significa que la persona tenga que estar consumiendo sustancias psicoactivas durante toda su vida, sino que siempre tendrá una predisposición a consumirlas superior a la de una persona que nunca las haya probado.

2. Es fundamental el apoyo de familia y amigos, Esto no siempre es posible. Pero cuando el entorno social del individuo participa en su recuperación, este proceso tiene muchas más posibilidades de éxito.

3. El camino para la recuperación requiere encontrar finalmente la causa que llevó a la persona a desarrollar su adicción. Esto suele ocurrir en las últimas fases del tratamiento, pero dicho problema originario debe ser trabajado terapéuticamente y superado.

Psiquiatría y adicción

4. En ocasiones es necesario complementar el trabajo psicoterapéutico con medicación específica (siempre recetada y pautada por el psiquiatra). También existen casos en los que la persona es incapaz de abandonar el consumo o de realizar el hábito adictivo. En estas situaciones, es recomendable facilitar la abstinencia a través de un programa previo hospitalario.

5. Frecuentemente, el área familiar, social, laboral, y/o los espacios de ocio de la persona con el problema de adicción, están dañados. En estos casos, el éxito terapéutico conlleva reestructurar y sanear dichas áreas.

tratamiento-de-adicciones-logroño

El método de tratamiento de adicciones Aeda

El método consiste en generar con el paciente un itinerario terapéutico individualizado, que puede requerir una terapia individual, una grupal, o una combinación de ambas, para alcanzar los objetivos con éxito.

La asistencia al tratamiento ambulatorio se estructura normalmente en dos citas semanales, en las cuales los terapeutas, y el grupo de autoayuda, en su caso, acompañarán al paciente a lo largo de su proceso.

La participación de algunos familiares cercanos y/o amigos puede llegar a ser un factor fundamental en algunos casos.

El proceso terapéutico se articula en 4 fases, a lo largo de las cuales se trabajarán con especial atención cada una de las áreas del paciente:

Fases del tratamiento de adicciones

Primera fase: área conductual
Objetivos: mantenimiento de la abstinencia, adhesión al tratamiento, adquisición de hábitos saludables, delimitación de normas, límites y responsabilidades.

Segunda fase: área cognitiva
Objetivos: Identificación y reestructuración de esquemas mentales, pensamientos disruptivos, valores de la persona.

Tercera fase: área emocional
Objetivos: identificación, expresión y gestión sana de sentimientos,

Cuarta fase: verificación
Una vez alcanzados todos los objetivos y reestructuradas todas las áreas afectadas durante la etapa de consumo, el paciente recibe el Alta terapéutica y continúa desarrollando una vida normal, espaciando cada vez más las consultas terapéuticas.

*Los controles de abstinencia se realizan semanalmente a través de analíticas de orina, para certificar el proceso del paciente.

La duración del tratamiento terapéutico depende en gran medida de la persona, por ello es difícil definir un tiempo. Cada persona presenta unas dificultades distintas, y unas capacidades diferentes. Además, en los procesos pueden darse recaídas y retrocesos, lo cual se considera absolutamente normal.

No obstante, por término medio, los tratamientos de adicciones requieren entre los 3 meses y el año, para poder alcanzar una rehabilitación completa que nos permita pensar que la persona ha superado su dificultad.

El hecho de que la persona que ha desarrollado una adicción se niegue a realizar un tratamiento es algo frecuente.

En estos casos, la recomendación es no angustiarse, y saber que esta negación no es un problema determinante. Póngase en contacto con nosotros y le asesoraremos de los pasos recomendables.

La mayoría de los tratamientosde adicciones que terminan de forma exitosa comenzaron de este modo. Sólo es necesario que un familiar o un amigo tenga clara su decisión de ayudarle.

Existen formas de comunicarse realmente eficaces, técnicas para hacer ver a la persona que debe afrontar su problema, y estrategias para lograr la adhesión al tratamiento que frecuentemente resultan eficaces.

tratamiento de adicciones logroño
Cerrar menú