El Método Aeda

Paso a paso

Características del tratamiento

Ambulatorio (sin internamiento)

El tratamiento ambulatorio es recomendable cuando la persona es funcional, es decir, cuando la adicción no le impide desarrollar un trabajo o unos estudios. De hecho, el tratamiento hospitalario para una persona funcional, puede resultar contraproducente. Nuestro tratamiento consta de varias sesiones semanales, pero el paciente sigue viviendo en su casa.

Confidencialidad

En Aeda Salud trabajamos diferentes tipos de temáticas. Desde desarrollo personal, hasta coaching, pasando por problemas psicológicos, etc. Lo que cada persona trabaje dentro de la consulta del especialista, es absolutamente confidencial.

Integral

Cuando una persona desarrolla una adicción, ésta va afectando progresivamente a todas las área de su vida. Nuestro tratamientopor lo tanto, se centra en reconstruir todas esas áreas (estudios, trabajo, relaciones familiares, el grupo de iguales, utilización del tiempo libre, etc.)

Participación de la familia (opcional)

La participación de la familia incrementa enormemente el éxito del tratamiento puesto que es fundamental que las personas cercanas adapten su forma de relacionarse con el paciente.

Control de consumo mediante analíticas

Las analíticas, que se realizan semanalmente, constituyen la prueba objetiva de que el paciente está realizando un verdadero cambio y de que el tratamiento le está resultando útil.

Éxito terapéutico del 89%

Pensamos que hemos alcanzado el éxito terapéutico cuando la persona se mantiene sin recaídas durante los 5 años posteriores a la realización completa del tratamiento. En estos casos, el éxito que alcanzan nuestros pacientes es del 89%.

Tipos de adicciones que trabajamos

  • Adicción al alcohol
  • Adicción al medicamentos
  • Adicción al móvil
  • Adicción a videojuegos
  • Adicción a la marihuana
  • Adicción al tabaco
  • Adicción a la cocaína
  • Adicción a juegos de azar
  • Adicción a drogas de diseño (pastillas, LSD, etc.)
  • Adicción al sexo

Coordinador del Departamento

Jorge Martija, psicólogo Especialista en Tratamiento de Adicciones

Otra información útil

A continuación nos centramos de forma más específica en cada aspecto del tratamiento

El método de tratamiento Aeda comienza por diseñar con el paciente un itinerario terapéutico individualizado, que puede requerir una terapia individual, una grupal, o una combinación de ambas, para alcanzar los objetivos con éxito.

La modalidad del tratamiento es ambulatorio. De este modo, el paciente acude a varias citas semanales, en las cuales los terapeutas, y el grupo de autoayuda, en su caso, le acompañarán a lo largo de su proceso.

OBJETIVOS DE LA UNIDAD

  1. Evaluar y tratar de forma integral la conducta adictiva del paciente.
  2. Reestructurar el área familiar, social y personal del paciente.
  3. Asesorar sobre la prevención y abordaje de la conducta adictiva.
  4. Desarrollar actividades de formación para profesionales relacionadas con la conducta adictiva.
  5. Desarrollar investigaciones sobre la conducta adictiva (I+D)

AMBITO ASISTENCIAL

Ambulatorio.

ABORDAJE TERAPEUTICO

  • Psicoterapia individual
  • Grupos de Autoayuda
  • Terapia familiar – pareja
  • Tratamiento farmacológico

ORIENTACION TEORICA

Cognitivo–conductual, Sistémica-Gestalt.

  • Evaluación, Diagnóstico y Tratamiento de Conductas Adictivas
  • Tratamiento psicoterapéutico individual y grupal de la conducta adictiva: cocaína, alcohol, cannabis, ludopatía, nuevas tecnologías
  • Desintoxicación ambulatoria
  • Tratamiento farmacológico combinado
  • Controles analíticos de la abstinencia
  • Terapia familiar – pareja
  • Servicio de asesoramiento familiar en sustancias psicoactivas
  • Formación profesional
  • Valoraciones periciales

PRIMERA FASE: ÁREA CONDUCTUAL

Objetivos: mantenimiento de la abstinencia, adhesión al tratamiento, adquisición de hábitos saludables, delimitación de normas, límites y responsabilidades.

SEGUNDA FASE: ÁREA COGNITIVA

Objetivos: Identificación y reestructuración de esquemas mentales, pensamientos disruptivos, valores de la persona.

TERCERA FASE: ÁREA EMOCIONAL

Objetivos: identificación, expresión y gestión sana de sentimientos,

CUARTA FASE: VERIFICACIÓN

Una vez alcanzados todos los objetivos y reestructuradas todas las áreas afectadas durante la etapa de consumo, el paciente recibe el Alta terapéutica y continúa desarrollando una vida normal, espaciando cada vez más las consultas terapéuticas.

*Los controles de abstinencia se realizan semanalmente a través de pruebas analíticas de orina, para certificar el proceso del paciente.

*La participación de algunos familiares cercanos y/o amigos puede llegar a ser un factor fundamental en algunos casos.

Para desarrollar la metodología terapéutica de Aeda Psicólogos nos hemos basado en años de investigaciones acerca de la eficacia y pertinencia de diferentes técnicas y escuelas psicológicas. Desde la Universidad Complutense de Madrid (España), en su apoyo al análisis de eficiencia de las metodologías empleadas en diferentes Fundaciones para personas con adicciones, como los trabajos de la Universidad de Navarra (España) en materia de tratamiento de adolescentes, son muchas las aportaciones que han ido construyendo nuestro método.

Desde el enfoque holístico de la GESTALT y las escuelas integrativas, asumimos la importancia de abordar la adicción como un problema colectivo, del grupo social en el que se encuentra el paciente. En coherencia con este principio, nuestra atención abarca a tantos familiares y amigos de la persona como sea posible.

Desde la PSICOLOGÍA COGNITIVA trabajamos los procesos mentales que intervienen en el proceso adictivo y aquellos que tienen que ver con su reestructuración y recuperación. A lo largo de la Segunda Fase del tratamiento se analizan los esquemas mentales del paciente, sus procesos lógicos y se le motiva para su reconstrucción. Sabemos que la cognición es un “trampolín a la acción”.

Desde el CONDUCTISMO trabajamos, especialmente en la etapa inicial, la modificación de la conducta del paciente con técnicas como reforzamiento positivo, moldeamiento, extinción, consecuencias, economía de fichas, etc.

Para diseñar el itinerario terapéutico, nos basamos en el MODELO DE CAMBIO DE PROCHASKA Y DICLEMENTE, que nos permite comprender qué, cómo, cuándo y por qué cambian las personas.

Finalmente, seguimos los principios de la ENTREVISTA MOTIVACIONAL para lograr cambios reales en el comportamiento del paciente. Dicha técnica combina la empatía, la evitación de las resistencias, la promoción de la autoeficacia de la persona, y el afrontamiento de las discrepancias entre su comportamiento y sus propios valores, objetivos y deseos.

Para responder a esta pregunta, vamos a abordar el asunto desde dos visiones: la experiencia y la investigación.

La adicción, según el primer enfoque, está causada por otro problema más profundo de la persona, al que no se siente capaz de enfrentarse. La estrategia que emplea para soslayar dicho problema, es el desarrollo de la conducta adictiva.

Pero, ¿por qué cada consumidor elige un tipo de droga diferente? Porque persigue efectos diferentes. Los que buscan activación, riesgo, o poder, sentirán predilección por los excitantes, como la cocaína, la nicotina, o la cafeína. Parecidas sensaciones pueden encontrarse con el desarrollo de ciertas actividades laborales que impliquen ese mismo nivel de riesgo, como invertir en bolsa, o aquellos empleos que conllevan mucha actividad, como los relacionados con la hostelería. Es por ello que, mirado por profesiones, estas se encuentran en los primeros puestos en cuanto a las actividades más frecuentes en los consumidores. Pero tomemos con mucho cuidado este dato. Obviamente ello no quiere decir que todas las personas que invierten en bolsa o trabajan como camareros consuman drogas.

Por otra parte, aquellos que buscan tranquilidad, calma, y soledad, seguramente emplean depresores, como la morfina, la heroína, o la marihuana (aunque la marihuana no es exactamente un depresor).

Quienes pretendían liberarse de prejuicios para, por ejemplo, relacionarse “mejor” socialmente, encontrarán en el alcohol una sensación de falsa seguridad y desinhibición, pese a que éste sea un depresor del sistema nervioso, que a las pocas horas llevará a la persona a sentir sueño y cansancio. Por su parte, consumirán habitualmente LSD y alucinógenos aquellos que tratan de experimentar una realidad alterada, alucinar.

Obviamente estos efectos se logran durante un período breve de tiempo. Después, con el consumo prolongado sólo se alcanza una situación parecida a la que se experimentaba antes de la adicción. Y finalmente, con la abstinencia, aparece el efecto contrario al pretendido, además del propio síndrome de abstinencia, es decir: ansiedad, angustia, aburrimiento, falta de estimulación, y dificultades mayores en relaciones sociales.

Ante todo ello, la sugerencia es tratar de encontrar la solución a ese problema anterior al consumo.

Pero, como decíamos, estamos analizando esta enfermedad desde dos visiones. En base a la investigación, podemos decir que existe una realmente esclarecedora, llevada a cabo recientemente por el psicólogo profesor de Vancouver, Bruce Alexander, quien ha demostrado que en la adicción a la cocaína y a la heroína existe una poderosísima influencia del entorno y del modo en que uno vive su vida.

Hasta la fecha, se había comprobado el poder adictivo de estas sustancias con ratas enjauladas que podían elegir para calmar su sed entre dos recipientes con agua, uno de los cuales contenía, además, cocaína o heroína. Al poco tiempo, los roedores se volvían adictos y, pasado un tiempo, morían a causa de los efectos de la droga.

Sin embargo, el profesor Alexander, realizó un experimento similar, pero en este caso las ratas no permanecían dentro de una solitaria jaula. En lugar de eso, las expuso a un entorno estimulante, repleto de juguetes, túneles, comida, y –lo más importante-, más ratas. En este caso, pese a que también podían elegir entre ambos recipientes para beber, uno de ellos con el añadido de la droga, ninguna de las ratas se volvió adicta.

Y esto no sólo sucede en roedores. De hecho, el 95% de los excombatientes norteamericanos que regresaron de Vietnam con adicción a la heroína, logró superar su problema al retomar su vida y su entorno de seguridad y felicidad.

Podemos entender que tales efectos del entorno no sólo ocurren en la población que padece adicciones. Por el contrario, la influencia de las personas que nos rodean es enorme para cualquiera de nosotros. Cuántas veces tratamos de alcanzar grandes objetivos personales sin éxito, o de superar estados de profunda tristeza o decaimiento sin lograrlo. Y no nos paramos a pensar cómo nuestras amistades y nuestra familia influyen en ello. Por eso resulta tan importante elegir a las personas que tenemos cerca. No se trata de discriminar entre buenos y malos, sino de encontrar aquellos que “activan” la mejor versión de nosotros mismos.

El ser humano es social por naturaleza. No adquiere un sentido absoluto como individuo aislado, en el entorno de una civilización cooperativa en el mejor de los casos, o competitiva en otros. De cualquier modo, necesita verse en los ojos del otro para entenderse, para completarse. Y nuestro éxito en este viaje, dependerá en buena medida, de nuestra habilidad para elegir a los compañeros adecuados que nos guíen como un enjambre de estrellas en la noche.

¿Qué tendencia observas en la acerca de la cual tienes dudas de que pueda estar desarrollando alguna conducta adictiva ? (Puedes señalar más de una opción)

  • Tiene interés por experimentar nuevas sensaciones.
  • Es muy activo.
  • Es tranquilo, calmado.
  • Tiene mucha curiosidad.
  • Tiende a la tristeza y la melancolía.
  • Es extrovertido.
  • Es más bien introvertido.
  • Tiene muchos amigos.
  • Tiene pocos amigos.
  • Sale mucho.
  • Pasa mucho tiempo en casa.
  • Suele estar triste o apagado.
  • Tiende a evadirse con la televisión, con videojuegos, etc.
  • Pasa muchas horas en las redes sociales o con el móvil en general.
  • Fuma tabaco.
  • Bebe alcohol.
  • Consume drogas.
  • Crees que podría consumir drogas, pero no estas segur@.
  • Le gustan los juegos de azar.
  • Es muy competitivo.

¿Tienes alguna consulta?

Cerrar menú